Saltar al contenido

Conoce cuáles son los síntomas físicos que causa la Ansiedad

Aunque la ansiedad es un trastorno mental tiene mucha sintomatología que se refleja en el organismo. La preocupación excesiva y el nerviosismo viene acompañada de una serie de elementos que interfieren con la vida diaria de la persona que la padece. Conoce cuáles son los síntomas físicos que causa la ansiedad.

Todos en algún momento hemos sentido ansiedad. Con el agitado estilo de vida es muy propenso que sienta un poco de estrés, pero de forma es muy normal. El problema comienza cuando la ansiedad pasa a niveles mayores y comienza a interferir en el bienestar de las actividades. Y si le adicionamos ciertas reacciones en el organismo, debemos prepararnos porque estamos frente a una enfermedad mental.

Conoce cuáles son los síntomas físicos que causa la Ansiedad

Síntomas de la Ansiedad

Las personas con ansiedad pueden experimentar una variedad de síntomas físicos y psicológicos. Para poder identificar a una persona con crisis de ansiedad no es necesario que tenga todos los síntomas que vamos a mencionar a continuación, con solo tener un tres de ellos ya se puede identificar. Entre los síntomas físicos de la ansiedad tenemos:

  • Sensación de nerviosismo constante
  • Rigidez muscular, tensión elevada y temor.
  • Inquietud.
  • Ataques de pánico repentinos y en algunos casos severos prolongados.
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Respiración rápida o hiper ventilación.
  • Sudoración y transpiración.
  • Fatiga y debilidad.
  • Mareo y dificultad para concentrarse
  • Insomnio.
  • Náuseas y problemas digestivos.
  • Cambios de temperaturas extremos, en un momento sienten un calor extremo y luego demasiado frío.
  • Comprensión en el pecho, como si faltara en aire.

Los casos de ansiedad más severos además de tener los síntomas antes mencionados se les adicionan:

  • Pensamientos obsesivos.
  • Comportamientos compulsivos

Conoce cuáles son los síntomas físicos que causa la Ansiedad

Efectos de la ansiedad en el organismo

Las personas que sufren de crisis asociadas a la ansiedad, son muy susceptibles, por lo tanto hay que tener mucho cuidado en lastimar sus emociones. De igual modo hay que estar al pendiente de la evolución de la enfermedad. Muchas veces se logran calamar sin medicamentos, pero siempre vuelven cuando se presentas ciertas situaciones.

La ansiedad tiene un efecto de aturdimiento nada agradables, además viene acompañado de mareos y nauseas constantes. Estas manifestaciones en especial pueden durar por muchos días evitando que la persona ingiera alimentos y aumentando las probabilidades de daños digestivos y cuadros de deshidratación.

Por ello que la ayuda de un familiar siempre será de mucha utilidad. Las personas con ansiedad no deberían esta solas o al menos monitoreadas de vez en cuando.

Otros de los efectos de la ansiedad se ve reflejado en el cerebro. Cuando una persona está ansiosa, estresada o asustada, el cerebro envía señales a otras partes del cuerpo. Las señales comunican que el cuerpo debe prepararse para luchar o huir. La respuesta del cuerpo es liberar adrenalina y cortisol, que muchos describen como hormonas del estrés.

Esta es una de las razones porque las personas ansiosas desean huir de los espacios cerrados. Otros simplemente lo manifiestan con agresividad

Otras formas de manifestar la ansiedad

  • Alteraciones respiratorias. El ritmo de la respiración se ve limitada y comienza una sensación de asfixia que no ayuda para nada y que no permite que el oxigeno entre al cerebro.
  • La hiper ventilación permite a los pulmones absorber más oxígeno y transportarlo por todo el cuerpo rápidamente. El oxígeno extra ayuda al cuerpo a prepararse para luchar o huir.
  • Sensación de desmayo, acompañados de mareo, aturdimiento, estremecimiento y debilidad.

Cada una de estas manifestaciones va alterando todos los sistemas del organismo. No solo el nervioso, sino el respiratorio, digestivo e incluso puede llevar a desgaste a nivel cardiovascular. Es por ello que se recomienda bajar los niveles de estrés y no tomarse a pecho los problemas.

Si eres una personas con un estilo de vida acelerado, consumes mucha cafeína, crees todo lo que ves y te obsesionan los problemas, es hora de que vayas bajándole la frecuencia a tu ritmo de vida. La ansiedad puede atacarnos a todos por igual. La ansiedad no conoce de razas, clases sociales, ni edad, cualquiera de nosotros puede padecerla. Tomas las acciones preventivas y evitarás ser parte de las estadísticas.

Referencias:

https://www.redalyc.org/html/1342/134212604002/
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1018-130X2014000200001&script=sci_arttext
https://www.redalyc.org/html/727/72718339/