Saltar al contenido

Aprende cómo tener seguridad en ti misma

Es probable que el miedo esté en la raíz de muchas otras emociones causando inseguridad. Esto nos puede  llevar a su vez a sentir ira, irritación o tristeza. Los miedos se deben reconocer en lugar de ocultarse y poner una máscara atacante. Aprende cómo tener seguridad en ti misma.

Aquí nuevamente, se trata de dar la bienvenida, aceptar e interactuar con esa parte de uno mismo que tiene miedo y que necesita ser tranquilizada antes de comprometerse. Por ello hemos venido a darte las herramientas para que te digas tu mismo frente al espejo: Aprende cómo tener seguridad en tí.

Tan pronto como aceptamos dialogar con esta parte de nosotros mismos nuestros temores de alguna manera desaparecen. El valor de saber manifestar internamente nuestro temores pone en conexión  la emoción que circula en el cuerpo, luego disminuye el nivel de ansiedad y se diluyen las contracciones. Curiosamente comienza aumentar la energía y de allí se parte para ser más seguros.

Un punto muy importante para nosotros y durante una relación, es que para marcar una posición determinante para el presente y para el futuro hay que cambiar radicalmente el lado del orgullo y volver al placer de ser uno mismo. Se trata de amar, aceptarse y respetarse profundamente en lugar de esperar el uno al otro.

Aprende cómo tener seguridad en ti misma

Aprende cómo tener seguridad en ti misma

¿Cómo tener seguridad en uno mismo?

En primer lugar debes promover el enlace amistoso y social.

Si pones en perspectiva un cambio significativo de vida y te enfocas en lo que realmente quieres vas a ir adquiriendo seguridad. Centrarse en lo que quieres es el primer paso, luego necesitas desearlo y querer hacerlo para luego arriesgarte. El miedo no puede albergarse en tu decisión, es obvio que tienes un plan pero en el camino encontrarás tropiezos; es normal la perfección no existe; pero es mejor seguir adelante que quedarte lamentándote de las cosas que pudieron pasar.

Si logras enfrentarte cara a cara con tus sueño y tu realidad tendrás la seguridad necesaria para poder avanzar. Seguramente te preguntarás ¿Cómo lo hago?, no es fácil pero tienes que tener simple voluntad. Pruébalo y verás como se te abren las puertas. Si no resulto de alguna manera ve viendo otros escenarios, lo importante es no trancarte.

En caso de no tener los recursos comienza abrir la posibilidad de expresar lo que quieres. El mundo no sabe tus necesidades sino las expresas. Busca ayuda para potenciarte, sabemos que en el camino hay muchas personas tóxicas pero también hay muchas dispuestas a ayudar. Una vez la consigas aprende y absorbe las fortalezas y adiciónalas a tu personalidad. De este modo aprendes a utilizar nuevas herramientas.

Encara tus miedos

Haz un ejercicio mental, permítete nombrar tus miedos y de ser posible clasificarlo. De este modo evocas tus preocupaciones. Expresando tus  necesidades haces demandas necesarias e indispensables: di lo que absolutamente quieres obtener antes de comprometerte o volver a comprometer a personas en este nuevo contexto.

La relación con tus miedos y temores se va a posicionar si afloras lo que sientes. Si en cambio te quedas bloqueado y reprimes los sentimientos, se va a potenciar la inseguridad y eso se verá reflejado en tus acciones. Tu cabeza, tu corazón y tu cuerpo deben estar en perfecto equilibrio. De este modo además de calmar la ansiedad tendrás pensamientos claros y caminaras positivamente en el nuevo proyecto.

Cuando hay un nuevo proyecto, una nueva actividad o una nueva relación, las inseguridades son válidas, pero te damos una buena noticia, este es el momento ideal para ver de que estas hecho. Concéntrate y piensa que las cosas malas se dejaron atrás y que ya no quieres anclarte. Es allí donde renace el cambio y vas a fortalecer tu seguridad.

Cuida tu cuerpo y tu entorno

Por más que la ansiedad de conlleve a pensamientos negativos, busca el lado bueno de la situación. Absolutamente todo tiene su aspecto positivo, hasta la muerte deja enseñanzas.

Para tener más seguridad debes  hacer circular el oxígeno, limpiar los tejidos, la mejor manera es haciendo ejercicios. No está demás adicionar en tu rutinas nuevas actividades como caminar, correr, nadar, saltar, manejar bicicletas, hacer terapias de relajación, entre otros.

Mientras tu cuerpo está equilibrado vas a tener nuevas armas para combatir la inseguridad, una ración extra de auto estima nunca está demás. De esto modo tu entorno se vuelve más agradable.

Referencias:

https://www.redalyc.org/html/138/13851306/
https://bmcpublichealth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2458-12-653